El Clamor de los Profetas: La Voz que los Reyes Desearon Callar, No Importando el Costo

LA VOZ QUE LOS REYES DESEARON CALLAR, NO IMPORTANDO EL COSTO por Willie A. Alvarenga

INTRODUCCIÓN:Biblia 26.JPG

  1. Dios siempre ha demandado que Sus profetas, predicadores, apóstoles y maestros hablen Su Palabra:
    1. Ezequiel 2:4, “les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor”.
    2. Ezequiel 3:4, “ve y habla a ellos con mis palabras”.
    3. Jeremías 26:2, “habla a todas las ciudades todas las palabras que yo te mandé hablar; no retengas palabra”.
    4. 1 Pedro 4:11, “Si alguno habla, hable conforme a las Palabras de Dios”.
    5. Tito 2:1, “Habla lo que está de acuerdo a la sana doctrina”.
  2. Tanto reyes, como el pueblo rebelde, siempre han querido callar a los profetas de Dios porque sus obras son malas (Juan 3:19-20).
  3. En esta lección estaremos examinando los siguientes puntos principales:
    1. Los reyes que desearon callar la voz de los profetas.
    2. El pueblo que deseo callar la voz de los profetas.
    3. El mandato divino de predicar la Palabra no importando lo que venga.
    4. Lecciones prácticas para nuestros días.
  4. Mientras estudiamos estos puntos, le animo a que seamos hacedores de la Palabra de Dios (Santiago 1:22; Lucas 11:28).

LOS REYES QUE DESEARON CALLAR LA VOZ DE LOS PROFETAS.

  1. El Rey Acab (1 Reyes 22:1-14).
    1. Quiso callar la voz de Micaías al rehusar traerlo para escuchar el consejo de Dios (1 Reyes 22:8).
    2. También quiso callar al profeta encerrándolo en la cárcel (1 Reyes 22:26-27).
    3. Muchos callan la Biblia porque no quieren escuchar la voz de Dios, ya que Él no autoriza lo que ellos desean.
  2. El Rey Joacim (Jeremías 36:1-32).
    1. El rey pensó que habia callado la voz de Dios, pero se equivocó.
    2. La Palabra de Dios no puede ser destruida (1 Pedro 1:23-25).
  3. El Rey Sedequías de Juda (Jeremías 32:1-4).
    1. Quiso callar la voz de Dios al poner en la cárcel a Jeremías (32:2-3).
    2. En la actualidad predicadores son puestos en la cárcel por predicar todo el consejo de Dios.
  4. El Rey Herodes Antipas (Hechos 12:1).
    1. Quiso callar la voz de Dios matando a Jacobo, hermano de Juan (12:1).
    2. También quiso callar la voz de Dios encerrando en la cárcel a Pedro (12:3-5).
  5. El Rey Herodes Agripa I (Marcos 6:14-29).
    1. Quiso callar la voz de Dios al matar al profeta Juan el Bautista (Marcos 6:27-28).

EL PUEBLO REBELDE DESEA CALLAR A LOS PROFETAS DE DIOS.

  1. El pueblo en los tiempos del profeta Isaías desearon callar la voz de Dios (Isaías 30:8-11).
  2. El pueblo en los tiempos de Jeremías quisieron callar la voz de Dios al procurar la muerte del profeta Jeremías (Jeremías 18:12, 18, 23; 26:8; 20:1-2; 38:1-6).
  3. Parte del gobierno en nuestra actualidad desean callar la voz de Dios cuando se predica sobre el aborto, el homosexualismo, la inmoralidad, la mentira, el adulterio, la fornicación, etc.)

LA VOZ DE DIOS SE DEBE PREDICAR EN TODO MOMENTO Y EN TODO LUGAR, NO IMPORTANDO EL COSTO.

  1. Dios mandó a Ezequiel a predicar Su Palabra, no importando lo que le pasara (Ezequiel 2:1-7).
  2. Dios mandó a Jeremías a predicar Su Palabra, no importando lo que le pasara (Jeremías 1:17-19).
  3. Dios mandó a Sus predicadores a predicar la Palabra a tiempo y fuera de tiempo (2 Timoteo 4:1-5).
  4. Los problemas son una realidad mientras tratamos de predicar la Palabra de Dios (Mateo 5:10-12; 2 Timoteo 3:12; Filipenses 1:29; Hechos 5:40-41; 8:4; 12:1-5; 14; 16:25).
  5. Debemos estar dispuestos a predicar la Palabra de Dios venga lo que venga y pase lo que pase.

LECCIONES PRÁCTICAS PARA NUESTRA ACTUALIDAD.

  1. Lección # 1: Nunca se oponga a todos aquellos que predican la Palabra de Dios (2 Timoteo 4:14).
  2. Lección # 2: Como hijos de Dios no hay que tener miedo al proclamar la Palabra de Dios.
  3. Lección # 3: Recuerde que Dios estuvo con los profetas de la antigüedad, así como también con nosotros (Mateo 28:20; Hebreos 13:5).
  4. Lección # 4: La voz de Dios es siempre para nuestro beneficio (Jeremías 26:13; 38:20; Santiago 1:21; Romanos 1:16).
  5. Lección # 5: Todos los que se opongan a la voz de Dios sufrirán las consecuencias (Jeremías 36:28-32; Hechos 12:21-23).

CONCLUSIÓN:

  1. El hombre nunca podrá callar la voz de Dios.
  2. La voz de Dios es necesaria para nuestra salvación. Por lo tanto, nunca paremos de predicarla.
  3. Para los que no han sido obedientes a la voz de Dios, hoy les animamos a que obedezcan el evangelio para ser salvos.

Willie A. Alvarenga

P.O. BOX 210667

Bedford, TX 76095

(817) 268 3222; 681 4543

walvarenga@btsop.com

www.alvarengapublications.com

www.btsop.com

 

Anuncios