Venciendo el Nerviosismo al Predicar por Willie A. Alvarenga

CÓMO VENCER EL NERVIOSISMO CUANDO PREDICAMOS LA PALABRA DE DIOS por Willie A. Alvarenga

cropped-biblia-4.jpgPrincipios prácticos para vencer el nerviosismo al predicar la Palabra:

  1. Prepare con anticipación el mensaje que desea predicar y repáselo las más veces posibles. Predíquelo varias veces usted solo.
  2. Procure memorizar su introducción y los puntos principales del mensaje que va a exponer.
  3. Procure muy bien interiorizar el mensaje que va a predicar.
  4. Recuerde que usted es un siervo de Dios, un mensajero de Dios. No se enfoque en usted mismo.
  5. Recuerde que estará predicando toda su vida, por lo tanto, debe poner a un lado los nervios.
  6. Escoja un tema práctico y sencillo de predicar. No se haga la vida imposible.
  7. Busque los puntos principales en el pasaje o texto que ha seleccionado y manténgase ahí lo más que pueda.
  8. Reconozca que los nervios van a ser un estorbo para que la audiencia entienda el mensaje que les está predicando.
  9. Recuerde que a los profetas y apóstoles del pasado los rechazaron, y a usted le harán lo mismo.
  10. Trabaje en la respiración cuando esté nervioso, pero no sea obvio.
  11. Enfóquese en el material que va a presentar, no en la audiencia.
  12. Mantenga confianza con la audiencia como si ya los conociera desde hace mucho tiempo.
  13. Procure no hablar muy rápido ya que no le van a entender y esto puede producir más nervios.
  14. Tenga confianza en el potencial que Dios le ha dado para predicar la Palabra.
  15. Si no hizo un buen trabajo, vuelva a predicar esa lección, pero ahora mucho mejor.
  16. Imite los profetas y predicadores del pasado, quienes reconocieron el privilegio de predicar el mensaje al pueblo de Dios.
  17. Recuerde que siempre habrá personas que lo van a criticar de una manera negativa, y otros de una manera constructiva.
Anuncios